TPV Guía de compra y opinión 2019

Para administrar una empresa es necesario contar con las herramientas necesarias, esto mantendrá el flujo de dinero organizado. De esta forma, un TPV es una de las formas más apropiadas de realizar un seguimiento de las ventas, como el cobro mediante tarjetas de débito y crédito, recibos de venta o tickets, además de ayudarle a organizar el inventario.

Por lo tanto, es importante conocer los aspectos básicos de los terminales de punto de venta, tales como accesorios, sistema operativo, sistema operativo, entre otros complementos. Actualmente existe una amplia variedad de este tipo de equipos, por lo que nos centraremos en algunos de los mejores. Para empezar, el Intel Itactil funciona con el sistema operativo Windows 10 de 64 bits y tiene una doble banda para Wifi a 2,4 GHz y 5 GHz. Por otro lado, el Infocomputer de 15 pulgadas tiene un procesador Core 2 Duo y un disco duro de 250GB.

¿Cuál es el mejor TPV del mercado?

Un terminal punto de venta es una herramienta vital para el buen funcionamiento de cualquier negocio que implique dinero, tanto físico como virtual.

Por esta razón, es aconsejable conocer en profundidad las principales características que debe tener este tipo de equipos. En este sentido, hemos creado esta guía para comprar el mejor TPV, donde podrá encontrar la información necesaria para decidir cuál de ellos es el de su conveniencia.

Monitores

El monitor es una de las partes principales cuando se hace una comparación de TPV. En primer lugar, hay que tener en cuenta su tamaño, ya que en él se puede ver en detalle cada transacción o actividad relacionada, en este sentido, es importante saber que su tamaño suele variar entre 15 y 19 pulgadas.

El tipo de monitor también es importante, ya que le permitirá simplificar sus actividades. Los más comunes son los tradicionales, a los que se puede acceder a través del teclado y el ratón. Por otro lado, hay monitores táctiles, que trabajan tocando la superficie para seleccionar la tarea a realizar.

Otro detalle a tener en cuenta es la resolución, ya que de ella depende la calidad, nitidez y claridad de la imagen. En la mayoría de los casos, la resolución del monitor es de 1024 x 768p.

Algunos monitores tienen un visor electrónico, es decir, una pantalla más pequeña y orientada al cliente, en la que se muestran los datos y resultados actuales antes de imprimir el recibo. Estos suelen tener un tamaño aproximado de 2 x 20 cm.

Cajón de dinero

El cajón de dinero es otro de los elementos necesarios en el TPV, ya que le permitirá almacenar y gestionar sus ingresos en efectivo de forma adecuada. Sus dimensiones varían según las necesidades del comprador, sin embargo, las más comunes son las de 40 x 40 x 40 x 40 x 10 cm.

En algunos casos, la bandeja interna tiene una función de apertura automática, que proporciona comodidad y acelera el proceso. En este sentido, suelen dividirse en compartimentos específicos para monedas y otros para billetes.

También ofrecen ranuras para almacenar cheques, recibos o documentos sin tener que abrir la bandeja. En este sentido, están dotados de llaves de seguridad, que son necesarias tanto para abrir como para cerrar, en caso de atascos o mal funcionamiento de las máquinas.

Impresora

Las impresoras son aquellas que emiten recibos de transacciones o recibos. Suelen ser pequeños, por lo que no ocupan mucho espacio. Además, su velocidad de impresión puede alcanzar los 90 mm por segundo, por lo que son bastante eficientes.

En cuanto al tipo de impresora, la más utilizada es la térmica, ya que es mucho más rápida y versátil, permitiendo además la impresión de imágenes o logotipos. Por otro lado, su rollo puede ser de 58 mm, con un espacio de impresión real de 50 mm. La mayoría de las impresoras incluyen un sistema de corte manual.

Ordenador

El ordenador es otra pieza de vital importancia en el conjunto de elementos que componen un TPV. Como parte física, su uso es opcional y poco común, ya que los ordenadores actuales suelen estar integrados en el monitor, para ahorrar espacio y dinero.

Su función principal es gestionar los procesos que organizan su negocio, a través de sistemas operativos y de gestión especializados en su área. Sin embargo, algunas computadoras ni siquiera tienen una característica que pueda afectar el costo de un punto de venta.

Uno de los sistemas operativos más utilizados es Windows, gracias a su compatibilidad con una amplia gama de equipos, sistemas de gestión y aplicaciones. Además, cuando se trata de sistemas de gestión, existen algunas opciones, como las específicas y comerciales.

Procesador

Otro aspecto que debemos tener en cuenta son los procesadores, que son responsables de la velocidad de respuesta de los ordenadores durante las transacciones. En este sentido, los más utilizados son los de dos y cuatro núcleos, con velocidades que van de 1,44 a 2 GHz.

La memoria RAM y el disco duro se encargan de almacenar datos, programas o instrucciones, por lo que debe seleccionar uno con capacidad suficiente para adaptarse al volumen y la carga de trabajo de su empresa.

En cuanto a los sistemas de gestión específicos, están diseñados para adaptarse a cada empresa y cubrir todas sus características y necesidades. Por otra parte, algunos sistemas de TPV utilizan sistemas estándar que sólo cumplen las tareas básicas de cualquier empresa, por esta razón, este tipo de modelo suele ser más barato.

Cómo utilizar un TPV

La tecnología debe ir siempre de la mano con el crecimiento de una empresa. Un negocio anticuado puede arriesgarse a perder clientes al no poder adaptarse a los nuevos ritmos de vida y así satisfacer las necesidades de los compradores.

La economía solía hacer trueques hasta la creación de monedas y billetes, sin embargo, en esta era, la moneda física tenía que hacer espacio para la moneda virtual a través de las tarjetas. Por esta razón, debe ser inteligente y añadir un TPV para que sus compradores puedan pagar fácilmente de la forma que deseen. Aquí puedes aprender a usarlo.

Abrir el paquete

Los terminales de TPV tienen varias partes independientes, por lo que debe tener cuidado al abrir el paquete para no dañar accidentalmente ninguna de ellas. Es posible que tenga que abrir varias cajas o que todo esté en el mismo lugar.

Si las cosas van juntas o por separado, lo primero que necesitas para salir de ahí es el monitor, porque incluso si cada parte es importante, las pantallas del monitor siguen siendo delicadas.

Lea el manual de instrucciones

Todos estos dispositivos deben tener un manual de instrucciones que le guíe en el proceso de instalación de su nuevo punto de venta. Lea las instrucciones paso a paso incluidas por los fabricantes para saber cómo conectar todo, cómo seguir los consejos de la marca, ya que tiene un mayor conocimiento del dispositivo.

Conexión de cada elemento

Cuando sepa cómo ponerlo todo, siga las instrucciones proporcionadas y conecte cada dispositivo en el orden recomendado para que el proceso sea más fácil y rápido.

Encendido y configuración

Si todo está en su sitio, encienda las piezas que necesitan electricidad para que pueda empezar a utilizar todas las funciones del TPV. El software se suministra preinstalado, así como los sistemas operativos, que pueden variar de un modelo a otro.

Aunque ambas cosas están listas para usar, es necesario configurar algunos aspectos, como determinar los datos de su empresa para imprimir recibos o poner el precio de las cosas que venderá, etc.

Aceptación de pagos

Cuando todo está listo, empieza a aceptar los primeros pagos. Tanto si el comprador desea pagar con tarjeta como en efectivo, el TPV puede aceptar ambos métodos de pago.

En la pantalla tienes que poner las cosas que te pide la persona y el software hace la suma para ahorrarte tiempo. Todos los pedidos se muestran en el monitor.

Recibir pagos y dar el resto

Tan pronto como reciba un pago en efectivo, el cajón inferior se abrirá para usted. Ya sea que se trate de poner los billetes y monedas que le han dado o de darle acceso al dinero para que pueda darle el resto a la persona. En este último caso, el monitor le dirá exactamente cuánto dinero debe darle a la persona.

Espere el recibo

Después de este proceso, la impresora se encargará de recibir el pago de la compra. No olvide ofrecer esto al cliente para evitar cualquier problema, ya que se detallan todos los aspectos de la compra.